Asumiendo mi responsabilidad en la relación de pareja

Cuando una relación  empieza a tener problemas, la primera reacción inconsciente es recriminarle al otro antes de autoevaluarse y reflexionar sobre la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene en la situación.
Asumir la responsabilidad en una relación es signo de madurez, es reconocer y apropiarse de cada acción y palabra que se diga y haga.

Actuar responsablemente significa empoderarse del impacto que el comportamiento de cada uno tiene sobre la relación. Cuando se acepta la responsabilidad  de una equivocación o una decisión individual, que se ha tomado excluyendo al otro, es natural esperar que la pareja exprese los sentimientos de desacuerdo o incomodidad al no haber sido tenido en cuenta; por lo tanto, quien ocasionó esa molestia debe estar preparado para escuchar, reconocer y asumir la responsabilidad que le pertenece.

El principio de causa y efecto explica que nuestros pensamientos, emociones y acciones, siempre tienen consecuencias, sean positivas o negativas. Si aplicamos este principio a la relación de pareja, nos daremos cuenta que es muy importante actuar desde una sana intención y no querer jamás generarle sufrimiento a nuestra pareja; ya que su dolor recae sobre nosotros generándonos una relación desgastante y competitiva.

 

Sin embargo, no es fácil aceptar que en una relación la responsabilidad  es siempre de dos y no sólo de una de las partes. Para aprender a asumir la co-responsabilidad de cada uno, es fundamental aprender a aceptar que todos, incluyendo nosotros mismos, cometemos errores.  Nadie nos enseñó cómo ser una buena pareja, por lo tanto lo debemos aprender en el camino, a través del ensayo y el error. Debemos buscar espacios de crecimiento personal, para conocernos a nosotros mismos y ser conscientes de nuestras fortalezas y áreas de oportunidad, solo así podremos ser una excelente pareja.

Victimizarse ante un problema o situación de pareja en la que nos sentimos heridos o infelices creyendo que es el otro el que nos está haciendo el mal, no permitirá encontrar soluciones para sobrepasar el obstáculo, sino que hará que caigamos en un círculo vicioso en el que cada uno culpa al otro por lo que está pasando. Este comportamiento además de no llevar a nada bueno en la relación, anula al que asume el papel de víctima, haciéndole olvidar sus capacidades personales entrando en un juego de manipulación para hacerle sentir lastima y culpa a la pareja.

La relación de pareja es un escenario maravilloso para conocerse a uno mismo, nuestra pareja se convierte en nuestro espejo y en nuestro principal maestro ya que a través de él / ella, podemos ver tanto nuestra sombra como nuestra luz.

En Core Matchmaking creemos que es posible vivir relaciones de pareja felices, sanas y maduras. Permítenos acompañarte a vivir esa experiencia.

Si quieres saber más, puedes contactarnos al correo: coaching@corematchmaking.com o comunicarte a nuestro celular:

316 831 4924.

 

Cordialmente,

Relaciones Públicas

Core Matchmaking

¡Contáctanos ahora!

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Edad

Celular

Mensaje


USASpain